Logan y los transgénicos antimutantes

Es pasado viernes (3/3/17) se estrenó en el cine la tercera película de Lobezno, titulada Logan. En ella se recurre varias veces a explicar ciertas cosas (presuntamente) mediante la ciencia y la tecnología derivada de ella, y me parece necesario e interesante aclarar qué hay de cierto o de falso en esas explicaciones.

Antes de nada, para quien aún no la haya visto, decir que la película es entretenida para echar un rato viéndola (desde luego está mucho mejor que el desastre que fue la segunda de Lobezno), pero salvo que la entrada de cine os salga barata, no merece mucho la pena verla en la gran pantalla. Por supuesto, esta entrada está repleta de spoilers (de esta y de las anteriores películas de X-Men), así que avisado queda.

lobezno
En mis pesadillas soy yo quien spoilea películas a la gente.” – Logan.

Vaya por delante que, por supuesto, todos sabemos (o deberíamos saber) que las películas de X-Men son pura ficción, y no ciencia ficción. Es fantasía, la aceptamos como tal y nos gusta así, con eso no hay problema. Pero hay algunos detalles que parecen más realistas, y que pueden dar la impresión de ser más reales de lo que son, así que no está de más dejarlo claro, reflexionando sobre qué puede tener sentido científico real, y qué es solo ficción (sin que ello sea malo).

La mala comparación zoológica con las garras traseras de las leonas

Poco después de conocer a Laura, la niña mutante (que no diré de dónde sale para no meter más spoilers de los necesarios), Lobezno descubre con asombro sus poderes, y entre ellos le llama la atención especialmente que esta niña tenga garras retráctiles en los pies. Al comentarlo con Charles Xavier, este le da una explicación que tiene pinta de ser toda una lección realista de zoología, sobre que es normal que las hembras (me parece que las palabras exactas fueron “las de su género”) tengan garras traseras, igual que las tienen las leonas, extendiéndose en explicar para qué usan las garras delanteras y las traseras las leonas… cualquiera podría pensar que es un detalle real, típico de documental, que han metido en medio de la ficción de la película y que es creíble, pero ¿lo es?

leona-corriendo
Leona huyendo para que no la usen en más ejemplos tontos.

En primer lugar, desde luego las leonas tienen garras traseras. Pero los leones macho también. Todas las especies de felinos tienen garras delanteras y traseras en ambas patas y en ambos sexos. Igual que en humanos tanto hombres como mujeres tenemos uñas en manos y pies. No hay dimorfismo sexual en la presencia o ausencia de dichas garras, luego en este detalle, no tiene sentido lo que dice Xavier sobre que sea normal que una niña las tenga cuando Lobezno no las tiene. Lobezno es quien lleva razón al sorprenderse y encontrarlo un hecho extraño. De hecho, otra cosa absurda que dice Xavier es relacionar la presencia de garras posteriores en leonas con el uso que le dan para defenderse; no tiene nada que ver, las tienen en todas las patas con independencia de cómo o cuándo usen cada una. Además de que también usan las traseras para atacar (subiéndose a sus presas), y las delanteras para defenderse. Luego prácticamente cada palabra que dice Xavier en esa frase es mentira.

leon
¿Que dice Xavier que no tengo garras traseras? Como me lo cruce se las voy a enseñar de cerca, ya verá…” – Un león indignado.

Por otro lado, las garras de mutante de Lobezno y de Laura no tienen nada que ver con las garras de los felinos. El equivalente anatómico a las garras de los felinos en Lobezno y en Laura son sus uñas humanas, igual que en el resto de los humanos. Las uñas humanas y las garras de otros animales son faneras, unas estructuras que derivan evolutivamente de la piel, igual que las escamas, las plumas y el pelo.

Las garras de Lobezno, tal como se explica en la primera película de su trilogía (X-Men Orígenes: Lobezno) son de hueso. También se explicaría antes en los cómics, no me cabe duda, pero eso no lo puedo comentar porque no los he leído. Cabe suponer, dado el origen de Laura, que sus garras también son de hueso, y que posteriormente fueron recubiertas de adamantium a través de una intervención similar a la que sometieron a Lobezno (tal como se insinúa en unas fugaces imágenes de la película).

Conclusión de este punto: las garras retráctiles de los pies de Laura no quedan explicadas de ninguna manera. Las tiene y punto, no hay problema. Pero Xavier se marca un farol al compararlas con las de las leonas. Nada de lo que comenta es cierto.

La erradicación de los mutantes a través de transgénicos

Siendo lo anterior un mero detalle, si algo me disgustó de la película fue el uso de los transgénicos como recurso de algo malvado. Ya de entrada aparecen asociados a la maligna empresa (Transigen) que quiere expropiar las tierras a la familia que acoge a los protagonistas. No hay que ser muy perspicaz para suponer que se inspiraron en Monsanto. No obstante, y aunque puedan darse conflictos por tierras (no solo en temas de cultivos industriales, se dan igual en temas inmobiliarios sin que se culpe de ello a los “malvados edificios”), los transgénicos también son cultivados por agricultores particulares. Pero este tipo de representaciones en el cine de los transgénicos como algo asociado siempre a los malvados transmiten una mala opinión de ellos a la población que no esté bien informada sobre transgénicos. Parece que en Hollywood se cansaron de usar los meteoritos como amenaza apocalíptica y los han sustituido por transgénicos. Para quienes aún piensen que los transgénicos son peligrosos, les recomiendo leer una explicación general que encontrarán en este enlace, y para quienes aun sabiendo eso piensen que haya que prohibir los transgénicos por temas socioeconómicos, les recomiendo seguir este enlace y leer sobre ese tema.

peligro-biologico
Cartel de gente que tiene miedo a lo que no comprende.

Ahora bien, dejando de lado esa asociación de los transgénicos al mal, vamos a la cuestión más importante para la trama de la historia. Más adelante en la película, el científico de Transigen que desarrolló a los niños mutantes explica cómo lograron erradicar a los mutantes a través de bebida y comida con transgénicos. Su explicación es que esos productos evitan las mutaciones aleatorias que provocan los poderes de los mutantes. Esto tiene varias pegas, incluso dentro de la propia línea argumental ficticia de la saga de X-Men.

Neandertal forzudo.jpg
Neandertal con el superpoder de levantar piedras.

Si repasamos las películas previas, podremos ver cómo en varias ocasiones se atribuye el origen de los poderes de los mutantes a genes heredados de los neandertales, de la época en la que coexistieron y se mezclaron con Homo sapiens. Es decir, la explicación viene a ser que hay algunos genes de Homo neanderthalensis latentes en el genoma de muchas personas, y que en algunos se activan confiriéndoles poderes. En la segunda película de la trilogía original de X-Men uno de los mutantes estudiantes de Xavier le dice al padre de Bobby (el Hombre de Hielo) que se había demostrado que el gen mutante lo transmite el padre; aunque la escena es más una coña en la que ridiculizan al padre después de que este culpe a la madre de que su hijo sea mutante, tras descubrirlo. Cuesta imaginar que haya mujeres mutantes y sin embargo estas no puedan transmitir el gen (probablemente lo metieron por hacer la gracia, sin buscarle un sentido que no tiene). Otra referencia a esos genes es el propio argumento de “X-Men: Días del futuro pasado”. Los Centinelas mataban a todas las personas que portaban el gen, aunque no se hubiese activado, para prevenir la aparición de futuros mutantes.

¿Y qué importancia tiene esto? Pues que si el gen mutante ya está en el genoma de muchas personas de nuestra especie desde hace decenas de miles de años*, no hay ninguna mutación que evitar, esta ya se ha producido. Como mucho podrían hablar de evitar su expresión, mantenerlo latente para que no se manifiesten poderes mutantes; eso ya tendría algo de sentido.

*Nota: aunque al parecer no hubo ningún mutante hasta la aparición de Apocalipsis en el Antiguo Egipto, lo cual es extraño… pero la auto-coherencia en la saga de X-Men suele brillar por su ausencia.

Si lo analizamos a fondo, en caso de que no se produjesen más mutaciones en el “gen mutante” (ya sean uno o varios), no aparecerían nuevos poderes, pero los que ya existiesen seguirían ahí. Por otro lado, es virtualmente imposible evitar que se produzcan mutaciones aleatorias, ya que muchas de ellas son un fenómeno natural interno por fallos comunes en el proceso de replicación del ADN, pues las enzimas que llevan a cabo el proceso cometen errores (con una frecuencia bajísima, pero bastante estable; por ejemplo podemos tener una enzima que cometa de promedio un error cada 10.000 bases de ADN). Para leer más sobre la replicación del ADN podéis leer esta entrada.

caliban
La radiación del Sol es mazo chunga para el ADN de la piel” – Caliban, albino, mutante, y campeón mundial de escondite en el planeta Hoth.

Hay otras mutaciones relacionadas con daños inducidos por causas como la radiación, los radicales libres de oxígeno, algunos compuestos químicos… en ese caso, las mutaciones que inducen (que suelen ser mucho más peligrosas, generando en muchos casos cáncer) sí pueden ser reducidas mediante ciertas precauciones. Todos conocemos algunas de ellas, como ponernos protector solar, o los famosos antioxidantes (aunque hay que decir que consumirlos en exceso en la dieta tampoco tiene sentido). Pero que esto sirviese para justificar lo que dicen en la película requeriría que las mutaciones que dan poderes dependan de daños que afecten precisamente al gen mutante. Imposible no es, pero desde luego está un poco cogido por los pelos, ya que entonces la explicación sempiterna del gen de los neandertales perdería sentido, porque en ese caso cualquier otro gen podría valer si lo crucial es que sufra una mutación radical tras un daño externo. Aunque lo del gen de los neandertales tampoco es que sea una maravilla de explicación, como si fuese un gen de murciélago, sigue siendo solo una mera secuencia de las mismas bases de ADN que tiene nuestra especie en todos los genes.

Y que no se nos pase por alto la teoría/explicación conspiranoica de que una compañía ha conseguido meter sus productos en todo lo que consume la humanidad para el año 2029 (que me parece que es en el que transcurre la película). A mí me recordó a la película Idiocracia, en la que una compañía de refrescos efectivamente logra meter sus productos hasta para regar las plantas; aunque eso tarda siglos en ocurrir. Si Coca-Cola no lo ha conseguido en todo el tiempo que llevan diciéndonos que su refresco es “la chispa de la vida”, desde luego no lo veremos en 2029, que ya está a la vuelta de la esquina. Por cierto, con tanto control mundial que tiene la compañía Transigen, ¿no será una franquicia de la Corporación Umbrella, de Resident Evil? A mi me dio esa impresión. Ahí lo dejo.

transigen-filial-de-umbrella
Proyecto Laura, de Transigen, franquicia de Umbrella (que siempre está detrás de todo).

Quizá la tontería más flagrante que dicen es lo de conseguirlo a través de alimentos con transgénicos. Viene a basarse en el temor tan extendido a que comer transgénicos vaya a afectar a nuestro ADN. Esto no es así, y ya lo expliqué en la entrada que puse antes con información general sobre transgénicos (vuelvo a dejar el enlace aquí).

Respecto a la posibilidad de que eso se haga mediante la supresión del gen mutante, impidiendo su activación, que es casi lo único que podría tener un mínimo sentido, al final tampoco encaja bien. Y eso si obviamos lo que dice el científico de que lo que hacen es impedir las mutaciones aleatorias, que ya está diciendo que los tiros no van por suprimir expresiones. Si este fuese el caso, para suprimir la expresión de un gen específico haría falta una terapia génica muy concreta, muy dirigida a dicho gen. En la historia de la película, eso implicaría desarrollar dicha terapia tan específica en plantas transgénicas (que fácil no es), introducirla en numerosos tipos de alimentos sin que eso la altere, que fuese ingerida por las personas sin degradarse en la digestión (que es lo más probable que sucedería, tal como explico en la entrada que enlacé antes), y que después de todo ese recorrido y conseguir meterse en el organismo de las personas sin perder su funcionalidad, pudiese suprimir por completo la expresión del gen en todas sus células. Esto viene a ser como saltar desde un avión a varios kilómetros de altura sobre un bosque, efectuar varias piruetas acrobáticas esquivando las ramas, caer suavemente sobre una silla, y que al quedar sentado del impacto se caigan todas las hojas de todos los árboles del bosque. Algo sencillito, vamos.

Conclusión sobre las explicaciones

Como podemos ver, por más que intentemos buscarle un sentido a eso de “suprimir las mutaciones aleatorias”, todo nos lleva a callejones sin salida. De manera que en la película, por más que quieran darle una ambientación de que tiene sentido hablando de transgénicos, supresión de mutaciones, o peras en vinagre, todo queda en mera ficción sin ningún sentido. Ya puestos, en vez de hablar de supresión de mutaciones con alimentos, podrían haber hablado de usar “polvos mágicos de la normalidad”; aunque claro, hay que reconocer que queda más interesante lo primero. Y no hay ningún problema, siempre que sepamos que es solo mera ficción, y nadie se piense que esto tiene alguna base real que alerte sobre el (imaginario) peligro de los transgénicos.

Anuncios

5 comentarios sobre “Logan y los transgénicos antimutantes

  1. ¡Hola! Me ha gustado mucho tu entrada, la verdad. Todo muy claro y muy bien explicado.
    Pero una pregunta. Cuando dices que sería posible suprimir el gen mutante (lo de tirarse en paracaídas, para entendernos xD) ¿te refieres a usar por ejemplo RNA antisentido? Es lo único que se me ha ocurrido.
    Hasta pronto 😀

    Me gusta

    1. Hola. He de decir que yo en ningún momento dije nada de ningún paracaídas. Solo de tirarse (así refleja que cueste más caer suavemente sobre la silla xD). Lo del paracaídas ya lo hace demasiado sencillo, ¿no? Jajaja.
      Respecto a la supresión del gen, hablaba más bien de la complicación de todo el proceso en general, desde la planta hasta el efecto específico a nivel de todo el organismo. El mecanismo genético específico es algo en lo que prefiero no meterme, ya que sobre eso sé poco. Pero podría hacerse de varias maneras (si nos olvidamos de todo lo demás y vamos a una terapia aplicada directamente), con ARN, proteínas, virus (aunque esto ya no sería un mero gen en un transgénico)… y supongo que cada opción tendrá sus ventajas y sus inconvenientes, aunque teniendo en cuenta el proceso, puede que no valgan, si es que alguna valiese (en cuyo caso, sería la adecuada). Eso requeriría unos estudios muy complejos, y daría para una novela de ciencia ficción solo con la especulación al respecto.
      Realmente no se me ocurre una manera creíble de que un gen insertado en una planta u otro organismo pueda generar una expresión que luego pueda ser estable en las personas que la ingieran, se dirija a sus células, y desencadene un proceso tan complejo como específico para silenciar ese gen mutante.
      Más fácil se me antoja, pasando de los transgénicos (y especulando libremente en un ámbito de ciencia ficción), usar un virus que reconozca específicamente la región del gen mutante, y se inserte en medio, rompiendo la secuencia y así evitando su expresión, para quedar inmediatamente latente a su vez como un transposón. Eso requeriría difundir el virus, que ya sería más fácil (ahí sí se podría usar paracaídas) pero como decía, ya no harían falta transgénicos, y meterlos en la película seguro que busca el efecto de aprovecharse del miedo popular que se les tiene como a un “producto peligroso”.

      Me gusta

      1. Cuando digo que puedes usar me refiero a que serían los métodos para modificar genes específicos, pero eso meterlo en un alimento transgenico es ciencia ficción.

        Me gusta

      2. Correcto, el uso de CRISPR está en la cresta de la ola de la ingeniería genética. Sería una buena forma de hacerlo en el laboratorio. Pero lo de diseminarlo en los alimentos… ya puestos, que lo tiren desde aviones a lo “chemtrails”. xD

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s