¿Qué beben los peces en el río?

En estas fechas navideñas todos cantamos los tradicionales villancicos, que normalmente son un completo sinsentido. Pero hay cosas que parecen sencillas y ciertas, aunque algunas podrían ocultar otros sinsentidos que no percibimos tan fácilmente. Concretamente, ¿os habéis preguntado alguna vez qué beben los peces en el río?

peces-alcoholicos

Uno de los típicos villancicos tiene por letra “…Pero mira cómo beben los peces en el río…”, y eso podría parecer algo normal. Pero ¿beben los peces el río? Y si es así, ¿qué beben? Obviamente, si bebiesen, tendría que ser agua con todo lo que lleve disuelto o en suspensión en ella. Pero la realidad es que no es cierto, los peces de los ríos no beben nada en absoluto.

Esto podría sorprendernos, dado que estamos acostumbrados a que beber sea una de las cosas fundamentales que debemos hacer para sobrevivir. Pero esa percepción nuestra está condicionada por el hecho de que vivimos rodeados de aire, habiendo evolucionado desde organismos acuáticos hasta organismos terrestres que conservan un alto contenido de agua en el cuerpo, el cual debe ser mantenido mediante la ingesta de agua.

La cosa es diferente para organismos que viven en el agua, pues la tienen en abundancia. Los peces marinos sí beben agua, ya que al vivir en un ambiente hiperosmótico tienden a perderla, así que beben mucho y su problema entonces es el alto contenido en sales, que resuelven de diferentes maneras (como la expulsión activa de sal o la adaptación fisiológica a funcionar con altas concentraciones de sal). Pero los peces dulceacuícolas, entre los que se incluyen los de los ríos, tienen un problema opuesto: viven en ambientes hipoosmóticos, rodeados de agua con una concentración muy baja de sales, inferior a la de sus cuerpos, de manera que su problema es evitar que sus cuerpos se llenen de agua, que entra pasivamente por ósmosis.

Oncorhynchus mykiss.jpg
Oncorhynchus mykiss (trucha arcoiris), un típico pez de río.

Efectivamente, en los organismos dulceacuícolas el agua dulce tiende a entrar por sí sola, así que esos organismos lo que necesitan es eliminar agua, incluso impedir que les entre demasiada (por lo que su superficie es muy impermeable), para poder mantener en sus cuerpos unas concentraciones de sales adecuadas. Por ese motivo los peces de los ríos nunca beben. Algunos de los mecanismos que usan para combatir la dilución de sus sales corporales (provocada por la entrada pasiva de agua) son absorber sales por las branquias, y expulsar los excesos de agua en una orina muy diluida.

Por tanto, los peces en el río ni beben ni vuelven a beber. Ahora ya podemos seguir cantando esos villancicos, pero sabiendo que ni eso tan simple es cierto. Los peces de río que beben, como la burra rin rin, son otro sinsentido de los villancicos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s