Las “pelusas algodonosas” del aire no causan alergias

En esta época entre mayo y junio el aire se llena de pelusas blancas que parecen algodón, que muchos confunden con polen, aunque realmente son semillas.

Esta confusión es algo que me gustaría aclarar, porque es frecuente oír a gente decir que esas pelusas producen alergia, y eso no es cierto. Pero vamos a contar esta “historia” empezando por el principio.

La reproducción de los chopos

Esas pelusas son producidas por plantas del género Populus, que son conocidas como chopos o álamos. Estas plantas producen su polen al principio de la primavera, entre marzo y abril. El polen se dispersa por el viento, en un proceso denominado anemofilia. Cuando llega a las flores femeninas, las fecunda, y comienza a desarrollarse la semilla.

chopo_semilla1
Rama de chopo, cargada con semillas cubiertas por el vilano algodonoso, antes de ser dispersadas por el aire.

Esa semilla está lista para dispersarse a finales de la primavera, entre mayo y junio. Y en torno a ella se forma esa pelusa con aspecto de algodón, que se denomina vilano, y que sirve para que las semillas también puedan dispersarse por el viento, en un proceso denominado anemocoria. Esto permite a esas semillas llegar más lejos, y así poder colonizar diferentes lugares.

La reproducción de las gramíneas

Otras plantas, como las de la familia Poaceae, que son conocidas como poáceas o gramíneas, siguen un modelo de reproducción parecido al de los chopos, solo que algo más tarde. Precisamente cuando los chopos están liberando sus semillas al aire, las gramíneas comienzan su proceso de reproducción, liberando su polen. Y el polen de las gramíneas sí que provoca alergia a mucha gente. Por eso, al coincidir en el tiempo la liberación de semillas de chopos con la liberación de polen de gramíneas, ambos fenómenos suelen ser erróneamente asociados.

Poa annua
Poa annua, una especie de la familia Poaceae (gramíneas).

La invisibilidad del polen

El problema para percibir la diferencia entre ambos está en que el polen es microscópico. Nosotros no lo vemos cuando está por el aire; únicamente lo percibimos cuando hay gran cantidad y justo vemos una especie de “polvillo” siendo elevado desde las plantas por el viento; en esos casos podríamos estar viendo millones de granos de polen juntos, y solo así notaríamos algo, que pronto desaparecería al diseminarse por el aire. Pero la mayor parte del tiempo no vemos el polen aunque lo tengamos delante.

polen al MEB
Varios tipos de granos de polen, vistos con microscopio electrónico de barrido (MEB).

Dado que las “pelusas” que son el vilano de las semillas de los chopos sí las vemos, y además las vemos justo cuando los alérgicos al polen de las gramíneas están sufriendo reacciones alérgicas, eso hace pensar erróneamente que esas pelusas tienen algo que ver con el polen.

¿Dan alergia los vilanos?

Como ya he dicho, esas pelusas no provocan alergia; pero al estar por el aire, que también está lleno de polen de gramíneas, parte del polen puede pegarse a ese vilano, y de esa manera el contacto con un vilano cargado de polen (por mero contacto casual en el aire entre polen y vilano) podría provocar una reacción alérgica.

Esta posibilidad, que es meramente casual, no debe inducir el error de pensar que tal reacción se debe al propio vilano, o que ese vilano sea polen. De la misma manera que si cogemos una bola de algodón y la frotamos con polvo de cacahuete, su contacto podría provocar una reacción alérgica a una persona alérgica a los cacahuetes, pero eso no significaría ni que la alergia la provoque el algodón, ni que la pelusa blanca que es el algodón sea un cacahuete.

El verdadero peligro de los vilanos

senda de vilanos
Sendero cubierto por vilanos.

El verdadero peligro de los vilanos es que son bastante inflamables, y en la época en que se liberan se producen incendios por lo fácil que se prenden (aunque suelen apagarse rápido). Se pueden prender incluso con colillas de cigarros, así que si ya es recomendable no tirar colillas al suelo en ningún momento del año, es aún más necesario evitar ese mal hábito en esta época.

Espero que esto aclare esa confusión entre vilanos y polen. Y la próxima vez que tengáis delante una de esas pelusas, intentad ver las semillas, porque pueden distinguirse como pequeñas bolitas dentro del vilano.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s